Spanish English French German Italian Portuguese
  • Última actualización: Miércoles 30 Noviembre 2022.
Lunes, 26 Septiembre 2022 14:30

Declaración de la ANCIU ante la discusión sobre la rendición de cuentas y la situación de la Universidad de la República

 

Montevideo, 26 de setiembre 2022.

 

En declaraciones anteriores de abril y julio del corriente año, la ANCIU se manifestó sobre la importancia que tiene la actual discusión de la Rendición de Cuentas para fortalecer el sistema de ciencia y tecnología del país.

Reiterando las opiniones vertidas en esas instancias, en esta oportunidad la ANCIU entiende que es indispensable pronunciarse sobre la situación que está enfrentando la Universidad de la República (UdelaR) en este contexto y su pronunciamiento va en la dirección de respaldar plenamente la intervención del Rector de la Universidad de la República en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la Cámara de Senadores el día 21 de setiembre de 2022.

La UdelaR es la institución nacional que aporta el mayor porcentaje (75-80 %) de desarrollo de actividades científicas y de investigación original en todas las áreas del conocimiento.  En épocas recientes el aporte directo y comprometido de UdelaR a nivel científico y tecnológico en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19 ha sido notorio y ha dado mayor visibilidad a la relevancia del sistema científico a nivel de toda la sociedad.

Un aspecto de especial preocupación es la eliminación del adicional del Fondo de Solidaridad que representa, aproximadamente, 15 millones de dólares anuales de libre disponibilidad. Esto último significa que la UdelaR puede disponer de esos fondos y acumularlos para poder emprender con ellos obras de gran relevancia a nivel de edilicio, lo que comprende infraestructuras de investigación como lo fue el laboratorio de Bioseguridad  nivel P3 instalado en el Departamento de Salto, único de su tipo en el país. Esos fondos responden por más del 50% de los planes de obras de la UdelaR, con los que, entre otras cosas, se ha realizado una fuerte expansión hacia el interior del país. Tan importante como no quitarle esos fondos a la UdelaR es la forma en que se lo haga, evitando obtener recursos de otros ámbitos de investigación o supeditándolos a resultados de variables fuera del control de la UdelaR y con importante incertidumbre.

Otro aspecto sumamente preocupante es el presupuesto general de la UdelaR en relación a la expansión de su actividad. La UdelaR recibió en el presupuesto quinquenal solamente el 7% de su solicitud y, según han evolucionado los actualizadores, llegará al fin de este período de gobierno con un presupuesto real 7,6% inferior al del año de inicio. Durante este período, la matrícula universitaria de la UdelaR habrá crecido de manera muy importante, lo que lleva a una reducción igualmente importante de las horas docentes por estudiante. Es importante señalar el fuerte impacto que tiene el aumento de la matrícula tanto sobre los sectores sociales menos favorecidos, como desde el punto de vista de la localización en el interior del país. La reducción presupuestal real tendrá un impacto negativo importante, tanto en la calidad de la investigación, enseñanza, la diversificación de la oferta educativa y los salarios reales de docentes y funcionarios (con especial impacto negativo sobre jóvenes docentes e investigadores), que ya se encuentran en situación desventajosa con relación a otros servicios del sector público. No es de menor importancia el procedimiento inconsulto y falto de negociación en el marco del cual se definieron los ajustes salariales.

Este tratamiento a la Universidad de la República contrasta fuertemente con la expectativa de crecimiento económico agregado de aproximadamente un 10% del PIB en el quinquenio de referencia.

Por lo expuesto anteriormente, y su calidad de órgano asesor por mandato de la Ley 18.582 de los poderes del Estado en áreas concernientes al desarrollo científico y tecnológico del país, es que la ANCIU entiende necesario expresar su firme respaldo a los planteos de la UdelaR y exhortar, una vez más, al sistema político a defender estas apuestas por el desarrollo del país.



Consejo Directivo

Academia Nacional de Ciencias del Uruguay